La seguridad en línea encabeza las listas como el factor más importante para los millennials colombianos que buscan sus “zonas de confort digital” en casa, a pesar de que más de un tercio de ellos (41%) piensa que son demasiado aburridos para ser víctimas del cibercrimen, según muestra un nuevo estudio de Kaspersky.

El más reciente informe global de Kaspersky, Más conectados que nunca: cómo construimos nuestras zonas de confort digital, explora cómo estamos cambiando nuestros hábitos para asegurar que nos sentimos cómodos con el papel que juega la tecnología en nuestras vidas. A pesar que los millennials tienen la intención de reforzar su seguridad en línea, sus acciones cuentan una historia diferente.

Aunque los millennials colombianos creen que sus vidas son demasiado insignificantes para los ciberdelincuentes, el 20% dice que deberían hacer más para fortalecer su seguridad digital, sin embargo, reconocen que es algo que termina al final de su lista de tareas pendientes.

Como la “nueva normalidad” ha obligado a muchos a trabajar desde casa, el hogar se está convirtiendo en un centro tecnológico para los millenials. Ahora pasan casi 4 horas adicionales en línea todos los días en comparación con el comienzo del año, con un promedio diario de hasta 7 horas. Más de la mitad (69%) dice que este mayor tiempo en línea los ha hecho más conscientes de su seguridad digital.

Los millennials pasan la mayor parte de su tiempo en las redes sociales, pero 49% dice que el aumento de las citas en línea desde casa es una preocupación especial para su seguridad digital.

Para abordar estas inquietudes, más de la mitad (67%) de los millennials en Colombia ahora dicen que solo ponen en marcha en sus dispositivos aplicaciones de confianza que obtienen en tiendas oficiales como Apple Store y Google Play, y el 59% realiza escaneos del antivirus regularmente en cada uno de sus dispositivos para protegerse. Sin embargo, un rasgo travieso también aparece en el 6% de los millennials, que admitió haber usado el Wi-Fi de sus vecinos en el pasado sin que ellos lo supieran.

“El 2020 ha sido un año decisivo para el hogar digital. Con muchos de nosotros en todo el mundo confinados en casa, la cantidad de tecnología con la que interactuamos y en la que confiamos, ha aumentado drásticamente. Debido a esto, queríamos realizar un estudio que revelara cuánto ha impactado este año nuestras acciones y nuestros sentimientos en lo que respecta a nuestra vida digital; ¿Cuáles son nuestras “zonas de confort digital” y qué significan para nosotros ahora? No es una sorpresa que los millennials, que determinarán la forma en que la sociedad use la tecnología en los años venideros, estén poniendo más énfasis en la seguridad digital, particularmente al volverse cada vez más borrosa la línea entre el trabajo y el hogar. Protegernos contra las amenazas digitales puede ser sencillo, y esto nos ayuda a comprender mejor cómo podemos ayudar a optimizar la seguridad en las zonas de confort digital individuales”, afirmó Andrew Winton, vicepresidente de marketing de Kaspersky.

“Se dice que los millennials son nativos digitales y esto podría llevar a otros desafíos que requieren que este grupo encuentre su propia ‘zona de confort digital’. El hecho de que muchos compartan alojamiento con compañeros puede hacerles sentir digitalmente inseguros, especialmente al comienzo de la convivencia. Además, su tendencia a mudar casa y trabajo puede empeorar esta sensación. En este caso, es importante hablar y comunicarse abiertamente sobre estas preocupaciones con sus roommates: compartir los costos del software de seguridad, establecer reglas explícitas para usar cualquier dispositivo común y conocerse mejor”. –Doctora Berta Aznar Martínez, psicóloga principal, Universidad Ramón Llull de Barcelona.

Para asegurarse de que sus dispositivos e información personal permanezcan protegidos en la Internet, Kaspersky aconseja a los millennials que:

  • Presten atención a la autenticidad del sitio web. No visiten sitios web hasta que estén seguros de que son legítimos y comiencen con “https”. Busquen reseñas de sitios que les parezcan sospechosos
  • Mantengan una lista de las cuentas que tienen en línea para saber bien qué servicios y sitios web puedan estar almacenando su información personal
  • En la configuración de su teléfono inteligente bloqueen la instalación de programas de fuentes desconocidas y solo instalen aplicaciones obtenidas en tiendas de aplicaciones oficiales
  • Comiencen a usar la herramienta “Privacy Checker” para ayudar a que sus perfiles en las redes sociales sean más privados. Esto hará más difícil a terceros encontrar información que es muy personal
  • Usen Kaspersky Security Cloud con su función de monitoreo de red doméstica, que puede enviar alertas y advertencias en tiempo real a todos los dispositivos existentes en el hogar que estén en riesgo, y detectar de inmediato a intrusos en el Wi-Fi.