Permanecer en casa más tiempo de lo habitual nos ha permitido realizar diversas actividades de las que disfrutamos. Tal es el caso de los videojuegos, que en los últimos meses ha llevado a un incremento de ventas en consolas y, a su vez, a cambiar la percepción de las personas sobre sus televisores.

Ahora, los usuarios no solo ven el TV como la caja que les permite disfrutar de contenido audiovisual, sino como un complemento fundamental de las consolas de juego y están siendo testigos de primera mano de cómo factores como: la alta calidad de imagen y de audio, y una alta tasa de refresco llevan la experiencia de juego a un nivel superior.

Samsung Electronics, reconocida por sus innovaciones tecnológicas en sus televisores, día a día optimiza sus TVS con funcionalidades únicas para ofrecer sesiones de juego increíbles.

La tecnología Quantum dot, desarrollada por Samsung, permite que los televisores QLED 8K ofrezcan el 100% del volumen de color independientemente del nivel de brillo, consiguiendo una revolucionaria calidad de imagen, respetando el estándar exacto de los videojuegos en cuanto a su interpretación del color.

Además, la tecnología de los paneles QLED de Samsung son los primeros certificados como libres de burn-in, un efecto que se produce en determinados paneles orgánicos, al reproducir una misma imagen durante un largo periodo, suponiendo un desgaste en esos píxeles que afecta a la nitidez de la imagen.

Si estás buscando un tv que se adapte a sus jornadas de videojuegos, tenga en cuenta las siguientes características: