Uno de los beneficios a los que pueden acceder las organizaciones de todo tipo o tamaño a partir de la implementación del proceso de facturación electrónica en sus procesos es el factoring.

Una solución con la que las empresas pueden mitigar los problemas relacionados con el flujo de caja a través de la negociación de los títulos por cobrar con terceros. Un elemento que resulta determinante pues garantiza el flujo financiero necesario para que la operación se desarrolle sin ningún tipo de inconvenientes gracias al pago anticipado de las cuentas por cobrar.

“La facturación electrónica trae consigo un sinnúmero de beneficios. Este es un sistema que además de optimizar la gestión de cobro y pago de proveedores, es una herramienta que ayuda a formalizar el negocio y tener acceso a mecanismos de financiación como el factoring” afirma Nicolás Jaime, Director Comercial de Gosocket Colombia

Es así como a través del factoring, una organización tendrá la opción de negociar sus facturas con el objetivo de responder a sus requerimientos puntuales de dinero. Esto quiere decir que aquella empresa que tiene cuentas por cobrar pendientes podrá contar con “anticipo financiero”, un flujo de efectivo rápido, y será la entidad financiera que adquiera esas facturas quien esperará el pago pendiente.

En esta operación el aliado financiero deducirá del importe del crédito comprado la comisión, el interés y otros gastos. Además del anticipo financiero, Gosocket ha identificado cinco ventajas que el factoring puede brindar a las compañías:

  • Trasladar el riesgo crediticio
  • Elíminar la gestión de cobranza
  • Mejorar los flujos de caja y reducir el nivel de deuda.
  • Eliminar totalmente el papelo y los trámites crediticios ante entidades financieras.

“En Gosocket, brindamos la opción de generar dentro de nuestra plataforma ofertas proactivas de un pago anticipado al emisor de una factura bajo las modalidadees de Factoring o de Confirming en las que es el emisor del titulo (proveedor) quien podrá seleccionar la mejor oferta según las necesidades su negocio, democratizando así el acceso a este tipo de soluciones, afirma Jaime. “Estas ofertas proactivas podran venir de aliados financieros dentro de la plataforma o incluso del mismo receptor del documento, quién podrá de esta manera, gracias al pronto pago, recibir beneficios de su proveedor”.

¿Cómo funciona el factoring?

Esta es una herramienta que de ser implementada efectivamente será fundamental en una organización, en aras de garantizar su operatividad y competitividad. Si una empresa tiene clientes que hacen pagos a 90 días de recibida la factura, por ejemplo, pero tiene la necesidad de flujo de capital, puede negociar su factura a una empresa de factoraje.

Por la venta de su factura, y dependiendo de la empresa con quien realice el negocio, recibe un porcentaje menor del total de la misma ya que se deducen cargos asociados con intereses, comisiones, entre otros. Una vez hecho el trámite, la empresa de factoraje se encargará de cobrar esa factura a su cliente en el tiempo establecido y por el total de la misma.