En el mundo de la tecnología y las telecomunicaciones, cinco años son una eternidad. Desde 2014 hasta hoy, Amazon pasó a ser la empresa más valiosa del planeta, funcionaron los primeros carros inteligentes y el hombre tuvo noticias de que en Marte hubo agua. Tantos y tan rápidos avances han sido acompañados por una integración que revolucionó el mercado colombiano.

En agosto de 2014 culminó la operación de integración más grande en el sector de telecomunicaciones en el país: Millicom y UNE. Tigo, actualmente, es la operación de telecomunicaciones más grande para Millicom en el mundo (representa aproximadamente el 30% de sus ingresos globales) y sus expectativas de crecimiento buscan conectar cada vez a más colombianos en el corto y mediano plazo.

En su momento, la unión entre Tigo y UNE fue considerada como “una apuesta revolucionaria” por parte de los expertos. Y las expectativas se han cumplido con creces. En este 2019, con una marca integrada, la Compañía se consolidó como un jugador disruptivo en el sector. Marcelo Cataldo, presidente de Tigo, destacó que, “nos hemos transformado en una empresa de ‘primeros en el mercado’ tanto en servicios móviles, fijos, y para empresas y Gobierno”.

“En un mercado como el colombiano, que tuvo que enfrentar inconvenientes macroeconómicos y que se había alineado ante un operador con dominio en el mercado, se necesitaban propuestas revolucionarias. Productos, inversiones e ideas que se salieran del molde, para que el país tecnológico estuviera a la vanguardia. Precisamente, a estos le hemos venido apostando: buscar el liderato en innovación para mejorar la calidad de vida de los colombianos”, explicó Marcelo Cataldo.

En móvil, Tigo se convirtió en el primer operador en Colombia en realizar pruebas 5G. A finales de 2017, la Compañía desarrolló las primeras pruebas ‘indoor’ para tecnología 5G. Los resultados fueron más que positivos. Con las pruebas realizadas sobre la red de Tigo se obtuvo la mayor velocidad móvil jamás alcanzada en el país: el promedio a nivel de celda fue de 640 Mbps conectando varios dispositivos al mismo tiempo. Para

dimensionar el logro, el promedio de velocidad que se alcanzó resulta ser uno de los prerrequisitos para que un carro autónomo pueda funcionar.

Sumado a esto, Tigo pasó a ser el primer operador en Colombia que activó zonas con cobertura 4.5G. Esta tecnología de última generación utiliza funcionalidades de red como Carrier Aggregation, que permite que los usuarios tengan un aumento en las velocidades de descarga de datos 4G, ya que combina los anchos de banda de distintas frecuencias.

Especialistas colombianos de Tigo integraron, alrededor de la tecnología world class de TiVo, los contenidos de la televisión tradicional y video por streaming en un solo lugar, sin cambiar de control y desde cualquier pantalla o dispositivo. El desarrollo de Tigo ONE TV cambió la forma en que los usuarios consumen contenidos en sus casas, con conexiones que ya superan capacidades de 50 y 100 megas.

En cuanto al sector de empresas y gobierno, la revolución planteada por Tigo en el mercado también llegó en estos cinco años. El Data Center Tigo Titanium fue uno de los desarrollos más importantes de la Compañía en estos cinco años. La empresa invirtió más de COP$50.000 millones en la construcción de este centro de datos que es el único en Colombia en recibir la certificación TIER III en construcción por parte del Uptime Institute. El Data Center tiene la capacidad de mantenerse en funcionamiento durante el 99.8% del tiempo durante el año. Esto significa que, durante los 365 días del año habría una posible indisponibilidad de tan sólo 1,6 horas al año.

“La consolidación de Tigo es una demostración de que en Colombia sí se pueden lograr grandes integraciones empresariales. Logramos generar valor para nuestros usuarios, inversionistas y colaboradores. Pero lo mejor está por venir; continuaremos trabajando, invirtiendo, para desplegar autopistas digitales y conectar cada vez a más colombianos”, concluyó Cataldo.

Anuncios