Si usted está en una relación amorosa, hágase la siguiente pregunta: ¿de los dos, es usted quien más conoce de computadoras? ¿O es usted quien siempre se apoya en su pareja para obtener ayuda cuando tiene problemas con sus dispositivos, actividades en línea y otros problemas tecnológicos?

El estudio más reciente de Kaspersky Lab ha descubierto que a menudo uno de los integrantes de la pareja es menos conocedor y seguro que el otro en su comportamiento en línea. Y, dado que las parejas comparten tantas actividades y dispositivos conectados, esto puede provocar la exposición de los datos, daños en el dispositivo, o la pérdida de dinero, incluso para la persona más cuidadosa de la pareja.

Incluso cuando usted sea el más hábil en el uso de las computadoras, su pareja (no importa cuánto la ame) puede que no lo sea. Es posible, advierte Kaspersky Lab, que realmente lo estén poniendo en peligro debido a la cantidad de vida digital –incluso sus dispositivos, datos y actividades– que tienen en común. El estudio encontró que 82% de las parejas comparte equipos. Por ejemplo, 8 de cada 10 comparten computadoras con su pareja y la mitad permite que tengan acceso a sus teléfonos. El 77% también maneja en conjunto con su pareja algún tipo de cuenta, ya sea para entretenimiento, transacciones bancarias, compras u otras actividades conjuntas.

Si bien compartir dispositivos digitales forma parte, en gran medida, de construir una relación moderna, Kaspersky Lab advierte que la decisión de usar los mismos dispositivos debe ir acompañada de una responsabilidad conjunta referente a la seguridad en Internet.

Cuando las personas fueron encuestadas, la mitad de las personas (57%) que estaban en una relación amorosa dijeron que creían ser más conocedoras que sus parejas en lo que respecta a actividades y seguridad en el mundo de Internet, y los hombres (75%) son los más propensos a pensar que son más conocedores que su otra mitad.

Aquellos que se clasifican como la persona más conocedora en la relación, a menudo se encuentran ayudando a la otra –94% dice que siempre está tratando de ayudar a su otra mitad con preguntas sobre tecnología. Sin embargo, la ayuda a veces no es deseada y un tercio (31%) de las personas que saben que sus parejas son mejores en TI, evitan pedir ayuda cuando se encuentran en una situación complicada en línea. Experimentar estas dificultades es común, ya que muchas personas, según la encuesta, se comportan de forma insegura en línea. Por ejemplo, al conectarse a Wi-Fi a pesar de no saber si es una conexión segura (58%), al descargar archivos de sitios web desconocidos (41%) o al dejar un dispositivo desatendido en un lugar público (32%), todo lo cual puede poner en peligro sus dispositivos y sus datos.

Esto puede crear problemas para las parejas: 28% de los de los que conocen más sobre computadoras dice que ha tenido más problemas con sus dispositivos y cuentas en línea desde que los comparte con su otra mitad menos conocedora. Entre los problemas específicos destacados por la investigación, están los dispositivos dañados (30%) o infectados accidentalmente por malware (24%), miembros de la pareja que comparten los datos de su contraparte sin su consentimiento, ya sea accidentalmente o a propósito (18%), y miembros de la pareja que pierden dinero por error o debido a malware (16%).

“Compartir la responsabilidad de la seguridad en Internet podría no sonar muy romántico, pero es algo que debería estar en la agenda de las parejas que comparten el acceso a la vida en línea”, comenta Dmitry Aleshin, Vcepresidente de marketing de productos en Kaspersky Lab. “No se puede evitar el problema de que algunas personas en las relaciones, tendrán menos conocimientos digitales que sus parejas. Como resultado, pueden poner en peligro los datos o dispositivos personales involuntariamente a través de ciertas actividades en línea. Sí, compartir dispositivos o cuentas es importante en una relación amorosa, pero con tanta información en línea y privacidad en juego, la seguridad y la confianza también son clave. Así que deben hacer de la seguridad en Internet una responsabilidad en conjunto y compartir juntos la protección”.

Seguir unos simples pasos le ayudará a las parejas alcanzar la responsabilidad compartida para su seguridad en Internet:

1.  Empiece dialogando: Cuando comience a compartir dispositivos y cuentas, por ejemplo, computadoras, banca en línea y suscripciones a fuentes de streaming (transferencia continua de datos), establezca reglas básicas sobre lo que está dispuesto a compartir y con qué propósito. Siga estas reglas, para que ambos se sientan a gusto.

2.  No tenga miedo de pedirle ayuda el uno al otro: Especialmente si uno de los dos es más conocedor que el otro. Si es usted el más conocedor de los dos, asegúrese de que su pareja sienta que puede hablar con usted sobre la seguridad en Internet; esto significa que podrá ayudar a proteger mejor a su pareja y a su mundo digital en conjunto. Y, si tiene menos conocimiento que su pareja, pida ayuda y hable abiertamente sobre la seguridad cibernética, no sufra solo o sola.
3.  Responsabilidad compartida: Establezca pautas de seguridad inteligentes para que ambos las sigan, como nunca iniciar sesión en una red Wi-Fi insegura, o nunca descargar archivos de fuentes desconocidas o no verificadas.
4.   Utilice la tecnología para protegerse mutuamente: Las soluciones de seguridad más recientes, como Kaspersky Total Security, pueden cuidar cada aspecto del mundo digital de una pareja, desde proteger contraseñas, hasta construir defensas contra las amenazas más recientes conocidas y también desconocidas. Además, a través de su cuenta My Kaspersky, el integrante de la pareja más conocedor puede administrar la protección 

 

Anuncios