1. Compra en sitios de confianza y reconocidos

Internet es similar a un gigantesco pasaje comercial. Como si estuviera en un centro comercial, inclínese por aquellos canales de compra que reconozca y que brinden seguridad y confiabilidad. Recuerde que en la dirección URL debe estar el elemento ‘https’ que certifica al sitio como seguro.

  1. Escribe siempre la dirección del sitio en el que piensas comprar en el navegador

Aunque las búsquedas mediante motores son las más utilizadas, es recomendable digitar la dirección URL del sitio donde vas a comprar los regalos. De esta forma, puedes evitar la llegada a páginas falsas que se camuflan con pequeños detalles en sus direcciones.

 

  1. Usa contraseñas seguras con caracteres especiales y alfanuméricas

Las contraseñas son claves al momento de realizar compras. Lo más recomendable es que utilices distintas contraseñas para realizar transacciones y que ellas contengan números y caracteres especiales. Evita, en lo posible, usar números de cifras significativas a nivel personal como la edad o fecha de nacimiento.

  1. Verifica que los sitios que visitas tengan certificados digitales

Los sitios de compras en línea cuentas con certificados digitales otorgados por autoridades. Estos sellos certifican que el sitio es seguro y que las transacciones que se realizan tienen una trazabilidad en caso de presentarse inconvenientes.

  1. Evita entregar los datos de tarjetas de crédito en llamadas

En caso de que el sitio web donde realices las compras de última hora solicite una verificación telefónica, lo más recomendable es cancelar la venta. Ten en cuenta que, la entrega de datos personales por teléfono constituye una de las amenazas más repetidas en esta época del año.

  1. No compartir datos personales por correos electrónicos

Compartir datos personales mediante correos electrónicos es igual de riesgoso que hacerlo por teléfono. Si un portal solicita datos sensibles del consumidor, los más recomendable es que canceles la compra y busques otras opciones para realizar la transacción.

  1. Desconfía de promociones poco usuales, donde te inviten a hacer clic en enlaces

Aplica la lógica “de eso tan bueno no dan tanto”. Los ciberdelincuentes utilizan la técnica de “la oferta milagrosa” para atraer clientes de manera masiva y de esta forma robar información personal.

  1. Recuerda proteger tus dispositivos

En lo posible, mantén los dispositivos que utilizas para realizas compras en línea protegidos con antivirus y actualizaciones de seguridad.

  1. En lo posible no uses sitios públicos

Al momento de hacer compras en línea, lo más recomendable es NO utilizar sitios como café internet, centros de cómputo en universidades o redes de WiFi públicas.

  1. No uses la opción que tienen algunos navegadores de recordar usuarios o contraseñas

Trata de no utilizar la opción de recordar contraseñas y usuarios en navegadores como Chrome en aquellos dispositivos en lo que quizá otra persona pueda tener interacción.

Anuncios