Por Luis Rodríguez Tamayo

Las cifras del tráfico de correos falsos o phishing van en aumento. De acuerdo a un estudio de la multinacional de ciberseguridad Kaspersky Lab, entre los años 2015 y 2016 se presentó un incremento del 13,14% de esta modalidad de robo de información.

El objetivo de los delincuentes es dirigir a los usuarios a páginas falsas para que llenen supuestos formularios con datos confidenciales como números de cuentas, contraseñas, tarjetas de crédito y otro tipo de información.

La modalidad más conocida es el envío de un correo a nuestras bandejas con el mensaje que nuestra cuenta bancaria está bloqueada. Cuando la persona hace clic en el link recibido lo dirige a una página en donde pueden  robar toda la información personal.

De acuerdo con estudios, uno de cada cuatro ataques utilizó información falsa de la banca en línea y el porcentaje de phishing en computadores con plataforma MacOS alcanzó el 31,38%.

Ante este panorama, en donde todos los días caen más personas en esta reconocida modalidad de robo de información, es necesario extremar las medidas de seguridad al momento de utilizar la banca electrónica o para cualquier tipo de pago.

Cuando se hagan transacciones debe verificarse que la conexión esté protegida con Http y el dominio que pertenezca a la misma entidad a la cual se va a realizar el pago. En caso de algún correo sospechoso es mejor llamar directamente a la entidad bancaria para hacer las verificaciones del caso.

Los expertos coinciden en señalar que el robo de información mediante correos es una modalidad que no requiere de mayor conocimiento e infraestructura. La tarea de los ciberdelincuentes es enviar correos masivos y apostarle a que un porcentaje de personas que reciben esos mensajes caigan en la trampa y digiten su información personal en páginas falsas.

Igual caso ocurre con los mensajes de texto que se envían a los celulares. Los usuarios reciben mensajes acerca de supuestos premios otorgados por alguna cadena de televisión o emisora.

Los delincuentes colocan regularmente un link en donde deben llenar un formulario con información personal o piden la consignación de algún dinero para el pago de supuestos gastos de envío de premios.

En consecuencia, hay que estar alerta. Si bien es cierto a nuestras bandejas de correo llegan todos los días mensajes desconocidos, siempre hay que sospechar de cualquier remitente que no acostumbre a escribirnos.

Nuestra sugerencia final, mantenga su sistema su sistema operativo actualizado y sobretodo el antivirus, precisamente para evitar que intrusos o delincuentes accedan a nuestra información personal.

PD: Esta columna fue publicada en el Diario La Libertad de Barranquilla el 27 de febrero de 2017 http://lalibertad.com.co/dia/2017feb27/co1.html

Escríbenos lrodriguezt@hotmail.com

@luchovoltio

Anuncios