La compañía Codensa y el Grupo Energía de Bogotá (GEB) anunciaron la finalización del proceso de fusión entre la Empresa de Energía de Cundinamarca (EEC), DECSA y Codensa, oficializada mediante la firma de la escritura pública correspondiente, radicada hoy en la Cámara de Comercio de Bogotá.

La fusión corresponde a una operación por medio de la cual Codensa absorbe a DECSA y a la EEC, uniendo sus activos y patrimonios en una única compañía: Codensa , que atenderá el mercado completo de Bogotá y Cundinamarca, al igual que a trece municipios de Meta, Tolima y Boyacá.

Los actuales accionistas de la EEC pasan a ser parte de Codensa fusionada, una de las empresas más sólidas y relevantes del sector eléctrico en el país, la primera distribuidora de energía en Colombia, cuyos socios son el Grupo Enel, uno de los grupos energéticos más importantes del mundo y el Grupo Energía de Bogotá, uno de los líderes de la cadena energética de baja emisión de la Región.

El Director General de Enel Colombia, Lucio Rubio, manifestó que “con esta fusión podremos integrar lo mejor de cada empresa en una sola operación, se fortalecerá la capacidad competitiva y la eficiencia de la operación técnica y comercial. En el mediano plazo podremos contar con un sistema de energía más robusto, con mejor cobertura y mayor confiabilidad y calidad en el servicio de energía, debido a la integración de red que permitirá ofrecer a los clientes una infraestructura eléctrica unificada y potencializada”.

Por su parte, la presidenta del Grupo Energía de Bogotá, Astrid Álvarez, comentó: “La fusión se concreta después de un intenso proceso de análisis de las fortalezas y beneficios que la operación unificada tendrá para los clientes, para el equipo humano de la nueva organización y para los accionistas. Esta operación permitirá consolidar aún más el liderazgo de CODENSA y ofrecer a Bogotá y Cundinamarca una infraestructura eléctrica moderna que es precisamente el mandato de nuestro Grupo Estratégico de Negocios de Soluciones Energéticos Urbanas”.

Más de 770 mil clientes se verán beneficiados con esta operación que busca consolidar una estructura más eficiente y competitiva para abordar los desafíos de desarrollo de estos territorios y los retos presentes y futuros que se dan en un sector como el energético, al igual que contribuir al bienestar y calidad de vida de los usuarios.

Adicionalmente, se podrá contar con una mayor capacidad para atender las necesidades de inversión en la distribución de energía en Cundinamarca y realizar un plan de expansión más coordinado y organizado en la región.

En cuanto a la gestión comercial, la fusión permitirá la integración de todos los procesos, generando mayores eficiencias en los recursos. Los clientes de Cundinamarca de las dos empresas se beneficiarán con una propuesta de valor mejorada y una red de canales de atención más robusta. Ésta suma 35 centros de atención estratégicamente distribuidos en la región, 15 unidades móviles de atención que recorrerán los municipios, llevando directamente a las comunidades todos los servicios que la empresa presta, 43 oficinas virtuales de la Red de Atención Integral (RAI) -celulares comunitarios y café Internet-, y todos los programas de relacionamiento con clientes y comunidad que actualmente desarrolla Codensa . Adicionalmente, los clientes de la antigua empresa también se verán beneficiados con la extensión paulatina de todos los productos y servicios de valor agregado que ofrece Codensa .

PD: Artículo elaborado por el equipo de prensa de Codensa

Anuncios